Terrario para Jerbos

Los jerbos son pequeños roedores, que están relacionados con ratones, ratas y hámsters. Los jerbos son nativos de regiones áridas de África y Asia, donde están adaptados a vivir en ambientes desérticos. Son populares como mascotas debido a su naturaleza amigable y social, sus bajos requisitos de mantenimiento y sus comportamientos entretenidos.

¿Pueden los jerbos vivir en un terrario?

Sí, los jerbos pueden vivir en un terrario, aunque es más común albergarlos en un tanque de vidrio o en un acuario que en un terrario tradicional. La clave es garantizar que el recinto les proporcione suficiente espacio para moverse, excavar y explorar.

Un terrario con tapa segura puede ser un entorno adecuado para los jerbos siempre que satisfaga sus necesidades en términos de tamaño, ventilación, sustrato y elementos de enriquecimiento como túneles, escondites y juguetes para masticar.

Aprenda a crear un hábitat cómodo y enriquecedor para sus amigos peludos, completo con accesorios esenciales e ideas de enriquecimiento. Desde opciones de sustrato hasta materiales para anidar y juguetes interactivos, encuentre todo lo que necesita saber para garantizar que sus jerbos prosperen en su nuevo entorno.

¿Qué tamaño debe tener un terrario para jerbos?

El tamaño de un recinto para jerbos depende de la cantidad de jerbos que planee mantener y de su nivel de actividad. Como regla general, el tamaño mínimo recomendado para un recinto para jerbos es de alrededor de 10 galones (aproximadamente 38 litros) de espacio por jerbo. Sin embargo, cuanto más grande siempre es mejor cuando se trata de hábitats de jerbos.

Para un par de jerbos, lo ideal es un tanque de 20 galones (aproximadamente 75 litros) o más. Esto les proporciona un amplio espacio para moverse, excavar y explorar. Si tienes más jerbos, necesitarás un recinto aún más grande para acomodarlos cómodamente.

Recuerde considerar tanto el espacio horizontal como el vertical, ya que los jerbos son excelentes excavadores y trepadores.

¿A los jerbos les gusta que los carguen?

Por lo general, a los jerbos no les gusta tanto que los carguen como a otras mascotas como perros o gatos. Son naturalmente más asustadizos y prefieren explorar e interactuar con su entorno en sus propios términos. Sin embargo, con paciencia y un trato suave, muchos jerbos pueden acostumbrarse a que los carguen.

Es importante abordar el manejo de los jerbos lenta y suavemente, permitiéndoles que se sientan cómodos con su presencia primero. Comience ofreciendo golosinas de su mano y gradualmente introduzca breves períodos de manipulación. Apoye siempre su cuerpo de forma segura y evite movimientos bruscos que puedan asustarlo.

¿Cómo construir un hábitat para jerbos?

Construir un hábitat y terrario para jerbos implica crear un ambiente cómodo, seguro y estimulante que satisfaga sus necesidades físicas y de comportamiento. Aquí hay una guía paso a paso para construir un hábitat para jerbos:

Elija un acuario o tanque de vidrio como base para el hábitat de su jerbo. Asegúrese de que sea lo suficientemente grande para acomodar a sus jerbos cómodamente y que tenga una tapa segura para evitar fugas.

Cubra el fondo del recinto con un material de cama adecuado, como virutas de álamo temblón, ropa de cama a base de papel o una mezcla de ambos. Evite el uso de virutas de cedro o pino, ya que pueden ser perjudiciales para los jerbos.

A los jerbos les encanta excavar, así que proporcione una capa gruesa de ropa de cama que les permita cavar túneles y crear sus madrigueras. También puede agregar tubos de cartón o PVC como túneles para un enriquecimiento adicional.

Incluye varios elementos de enriquecimiento para mantener a sus jerbos mentalmente estimulados. Esto puede incluir juguetes para masticar de madera, estructuras para trepar, ramas, rocas y escondites como pequeñas vasijas de cerámica o casas de madera.

Los jerbos son criaturas activas a las que les gusta correr sobre una rueda de ejercicio sólida. Elija una rueda que tenga el tamaño adecuado y una superficie de rodadura sólida para evitar lesiones.

Incluya una botella de agua y un plato de comida: proporcione una botella de agua con un tubo para sorber conectado al costado del recinto para facilitar el acceso al agua limpia. Utilice un plato de cerámica pesado para la comida para evitar que se vuelque.

Medio ambiente

Mantenga el hábitat del jerbo en un área libre de corrientes de aire, lejos de la luz solar directa y de temperaturas extremas. Asegúrese de que haya una ventilación adecuada para evitar la acumulación de amoníaco procedente de los residuos.

Limpie el recinto diariamente para eliminar la ropa de cama sucia y los restos de comida. Realice una limpieza profunda de todo el hábitat semanalmente, reemplazando toda la ropa de cama y los accesorios de limpieza con un limpiador apto para mascotas.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar jerbos?

El precio de los jerbos generalmente oscila entre $ 5 y $ 15 cada uno, aunque esto puede variar según factores como la raza, el color y la edad. Algunos criadores pueden cobrar más por razas especiales o jerbos con marcas únicas.

Muchas tiendas de mascotas venden jerbos. Asegúrese de elegir una tienda de mascotas de buena reputación con animales sanos y bien cuidados.

Encontrar un criador de jerbos de buena reputación puede ser una excelente opción si buscas rasgos o colores específicos en tus jerbos. Busque criadores que prioricen la salud y el bienestar de sus animales.

Además del costo de comprar jerbos, también deberá considerar el costo de su hábitat, ropa de cama, comida, accesorios y posibles gastos veterinarios para controles y cuidados de rutina.

¿Qué accesorios necesita un terrario para jerbos?

Un terrario para jerbos debe estar equipado con varios accesorios para brindarles enriquecimiento, comodidad y estimulación.

  • Rueda: Una rueda de ejercicio sólida es crucial para que los jerbos cumplan su instinto natural de correr. Elija una rueda con una superficie de rodadura sólida para evitar lesiones en la cola o las patas.
  • Escondites: Proporcione escondites como casas de madera, vasijas de cerámica o túneles donde los jerbos puedan retirarse para sentirse seguros y protegidos. Estos también sirven como elementos de enriquecimiento para la exploración.
  • Juguetes para masticar: Los jerbos tienen dientes en continuo crecimiento y necesitan masticar para mantenerlos desgastados. Ofrezca juguetes masticables de madera o masticables minerales para satisfacer su instinto masticatorio y promover la salud dental.
  • Túneles y tubos: a los jerbos les encanta excavar y explorar, así que incluya tubos de cartón, tuberías de PVC o sistemas de túneles para que puedan navegar y crear sus madrigueras.
  • Estructuras para escalar: agregue ramas, escaleras de madera o plataformas para fomentar la escalada y brindar oportunidades adicionales para el ejercicio y la exploración.

Accesorios dentro del terrario

  • Material para anidar: Ofrezca papel triturado o material seguro para anidar a los jerbos para que construyan sus nidos. Esto les permite exhibir comportamientos naturales y les proporciona aislamiento y comodidad.
  • Botella de agua: Coloque una botella de agua con un tubo para sorber al costado del terrario para proporcionar un suministro constante de agua fresca. Asegúrese de que esté bien sujeto y sea de fácil acceso para sus jerbos.
  • Plato de comida: Utilice un plato de comida de cerámica pesado para contener la comida de sus jerbos. Esto evita que se vuelquen y mantiene la comida limpia y fácilmente accesible.

¿Cuántos tipos de jerbos existen como mascotas?

Hay varias especies de jerbos que se tienen como mascotas, pero el más común es el jerbo mongol (Meriones unguiculatus). Esta especie es la que normalmente se encuentra en las tiendas de mascotas y es popular entre los entusiastas de los jerbos por su comportamiento amigable y su facilidad de cuidado.

Otras especies de jerbos que ocasionalmente se tienen como mascotas incluyen:

  • Jerbo de cola gorda (Pachyuromys duprasi): esta especie es originaria del norte de África y es conocida por su distintiva cola gorda y su pelaje de color arena.
  • Gran jerbo (Rhombomys opimus): El gran jerbo es originario de Asia Central y es una de las especies de jerbos más grandes. No se suele tener como mascota debido a su tamaño y a sus necesidades de cuidados especializados.
  • Jerbo indio (Tatera indica): Originario del subcontinente indio, el jerbo indio a veces se tiene como mascota, pero es menos común que el jerbo mongol.
  • Jerbo pálido (Taterillus gracilis): esta especie es originaria de África occidental y ocasionalmente se tiene como mascota, aunque es menos común que otras especies de jerbos.
  • El jerbo de Egipto (Jaculus jaculus), también denominado ratón de las pirámides es un especie de roedor propia del norte de África y Oriente medio.
  • El jerbo pigmeo somalí (Microdillus peeli) es una especie de roedor. ​ Sólo se encuentra en Somalia en estado salvaje, de ahí su nombre. Sin embargo, se cree que es posible que existan ejemplares viviendo en Etiopía y Kenia.
Jerbos Mascota

¿Son los Jerbos una Buena Mascota?

El atractivo de los jerbos: ¿Qué tipos de jerbo puedo tener como mascota? Jaula para jerbos

Terrario para roedores

Terrario para Roedores

¿Cómo es un terrario ideal para roedores? ¿Qué tipo de roedores puedo tener en un terrario?

terrario para hamsters

Terrario para Hamsters

¿Qué pones en el hábitat de un hámster? ¿De qué material debe ser un terrario para hamster?